Qué ver en Viena

Qué ver en Viena en 3 días

Guia de viaje: Viena

Viena es por excelencia la cuidad del arte y la música, el centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Disfrutarla en Navidad la llena más aún de encanto. A continuación os mostramos el itinerario que hicimos en algo más de 3 días.

Cómo llegar a Viena

La mejor manera de llegar a Viena desde España es en avión, nosotros siempre comparamos los vuelos con skyscanner. En este viaje probamos dos compañías nuevas: LEVEL y WIZZ, y la verdad tuvimos buena experiencia, puntuales y vuelos cómodos.

Cómo ir a Viena desde el aeropuerto

La forma más cómoda-económica para llegar al centro de Viena es en tren, ya que desde el aeropuerto salen trenes frecuentemente hasta el centro de la ciudad. Los tickets se pueden comprar desde las máquinas del aeropuerto, la compañía de trenes se llama OBB y el billete cuesta unos 4€pax.

Te recomiendo coger el tren Railjet que aunque solo pasa 2 veces por hora, te lleva directo a la estación central Wien Hbf y te evitas tener que hacer transbordos de más con las maletas. El trayecto dura unos 15 minutos. Nosotros desde aquí tomamos el tranvía hasta la parada de metro Wien Franz-Josefs-Bahnhof, cerca de nuestro hotel.

Cómo moverse por Viena

La gran mayoría de veces optamos por ir andando a todos los sitios, pero es verdad que en esta ciudad hay un par de cosas que se encuentran alejadas del resto y perderíamos mucho tiempo si fuéramos andando, además es posible que des con un día de lluvia y frío, y más en esta época del año, y necesites tener alternativas para no volver andando:

  • Tranvía: tiene buena comunicación por toda la ciudad, buena opción para ir y volver del aeropuerto al hotel.
  • Metro: nosotros solo lo usamos en una ocasión, por lo que no podemos opinar mucho al respecto.
  • Autobús HOP ON HOP OFF: puede parecer algo absurdo recorrerte la ciudad metida en un autobús turístico pero te puede venir bien si hace mucho frío o llueve y todavía es pronto para volver al alojamiento, además esta incluido si adquieres la tarjeta VienaPass.

¿Es recomendable la Viena Pass?

Una de las mejores maneras para ahorrar dinero en Viena es sin duda adquirir la tarjeta VienaPass ya que incluye muchas atracciones, además del autobús HOP ON HOP OFF, además saldría más caro entrar a todos los sitios sin tener la tarjeta. Hay que tener en cuenta que los palacios son bastante caros de por sí pero en nuestra opinión su visita por dentro es imprescindible. Nosotros lo organizamos de manera que en 2 días pudiéramos ver todas las atracciones que incluye la tarjeta y le dimos bastante uso, la recomendamos 100%.

Nosotros compramos la VienaPass en la oficina de turismo de la Albertina y se activa con el primer uso, no una vez la compras. La adquirimos para 2 días, tenéis la opción de cogerla con transporte e incluye toda la red de transporte público de la ciudad pero no incluye los traslados a/desde el aeropuerto.

Qué ver en Viena: Itinerario

Lugares de interés

Os vamos a mostrar la ruta que hicimos en unos 3 días y medio. Si viajáis en invierno, tened en cuenta que anochece pronto y la mayoría de los lugares turísticos cierran sobre las 16h, por lo que os recomendamos que dejéis las horas finales del día para hacer planes «un poco a cubierto», como visitar la Ópera o recorrer la ciudad en bus turístico.

Qué ver en Viena día 0: Llegada

A las 16:30 salíamos del hotel y ya había anochecido, por lo que decidimos tener una primera toma de contacto con la ciudad:

Ayuntamiento de Viena y su mercado de Navidad

Viena
Qué ver en Viena: Wiener Rathaus

La primera parada fue en el Ayuntamiento (Rathaus). En la plaza Rathausplatz se encuentra el mercado de Navidad Christkindlmark, uno de los mercados de Navidad más bonitos que vimos en Viena. Alrededor de la plaza había una pista de hielo y un trenecito turístico. Los puestos del mercado ofrecían productos navideños, la mayoría, y comida y bebida; al pasear por el mercado se palpaba la esencia plena de la Navidad. El edificio nos pareció precioso. 

Plaza de Albertina

De camino a la Catedral de San Esteban (Stephansdom), paramos en la oficina de turismo de la Albertinaplatz, donde se encuentra el Museo de Albertina que era un antiguo palacio de los Habsburgo, para comprar la VienaPass así al día siguiente no nos tendríamos que preocupar de comprarla (se activa cuando la usas por primera vez).

Catedral de San Esteban

A 600m de La Albertina se encuentra Stephansdom, la Catedral de Viena, en los alrededores de la catedral esta el mercado de Navidad, mucho menos concurrido que el Christkindlmark, hay puestecitos de comida y bebida también.

*El vino caliente de los mercados de Navidad lo sirven en unas tacitas por las cuales te cobraban un par de euros que te devuelven cuando las entregas, aunque nosotros no nos quedamos ninguna, nos pareció un souvenir bonito y económico.

Qué ver en Viena día 1: Palacio Schönbrunn, Hundertwasserhaus y El Prater

Empezamos el día en el lugar más alejado del centro la ciudad y lo acabamos por los alrededores del río Danubio:

Palacio de Schönbrunn

Viena
Qué ver en Viena: Palacio de Schönbrunn

Llegamos al Palacio de Schönbrunn sobre las 8:30. La entrada incluía también el audioguia en español.

Este palacio es antigua residencia de verano de los Habsburgo, las salas son de estilo rococó y, concretamente en el Salón de los Espejos del palacio del Palacio de Schönbrunn, Mozart interpretó piezas musicales cuando tan solo era un niño, es una visita imprescindible.

Cuando acabamos la visita fuimos a la parte de detrás del palacio, se podía pasear por los jardines hasta llegar a la fuente de Neptuno, e incluso subir a la colina para visualizar el palacio desde arriba.

Fuimos a dar un paseo por los jardines hasta que se hizo hora de comer y entramos en el Museo de los Carruajes Imperiales, muy rápido y chulo de ver, y la Casa de las Palmeras, en un edificio precioso. A la salida optamos por pedir comida en los puestos del mercado que ponen en la puerta principal del palacio.

Hundertwasser

Viena
Qué ver en Viena: Hundertwasser

Estábamos en la otra punta de la ciudad, y decidimos coger un autobús HOP ON HOP OFF, concretamente la linea amarilla que es la que llega al Palacio de Schönbrunn. Bajamos en 5 pardas, en Schwarzenbergplatz y tras unos 20 minutos llegamos andando a la Casa Hundertwasser, la más famosa de toda Viena. Fue obra del artista Friedensreich Hundertwasser y se ha convertido en parte del patrimonio cultural austriaco.

Al lado de estos edificios esta el centro comercial Hundertwasser Village, construido con el mismo estilo que las casas. Es un sitio muy coqueto que merece la pena visitar.

El Prater

Qué ver en Viena: Parque de atracciones Prater

Casi acabando el día llegamos al parque de atracciones más antiguo del mundo, el Prater. Aunque la temporada va de marzo a octubre, la Noria Gigante esta abierta todo el año. Nosotros dimos un paseo por las pocas atracciones que habían abiertas en pleno diciembre y subimos a la Noria, está incluida en el VienaPass. Apenas tuvimos que esperar para subir, cuando nosotros fuimos ya era de noche, no se si será mejor ir en plena luz del día, pero desde luego es más que recomendable subir por las vistas de la ciudad.

Ringstrabe

Cogimos el metro y bajamos cerca de Schwedenplatz. Desde aquí sale el Ring Tram, que es un pequeño tren antiguo que recorre la Ringstrabe, una avenida donde antiguamente estaba construida la muralla de la ciudad y a día de hoy delimita el centro de Viena. Es una de las avenidas más espectaculares del mundo Patrimonio de la Humanidad de Austria.

Qué ver en Viena día 2: Centro de Viena

Dejamos para la parte final del viaje el encanto del centro de la ciudad:

Palacio de Hofburg

Palacio de Hofburg, Viena
Qué ver en Viena: Palacio Imperial de Hofburg

El Palacio Imperial de Hofburg fue la residencia de la gran mayoría de la realeza austriaca, especialmente la dinastía de los Habsburgo. Actualmente vive el presidente de la República austriaca. Se pueden visitar los Aposentos Imperiales y el Museo de Sísi.

Fue la primera visita del día, llegamos sobre las 08:30h y estuvimos alrededor de 2h ya que con el VienaPass, a parte de la entrada, incluye también la visita guiada. A nosotros nos gustó mucho, todo entra en la VienaPass, nos acercó un a conocer un poquito más a la emperatriz. La plaza del palacio cuenta también con un pequeño mercado de Navidad y puedes encontrar carruajes en la puerta llevados por caballos que te dan un paseo por la ciudad.

Plaza de Maria Teresa

Plaza de Maria Teresa, Viena
Qué ver en Viena: Plaza de Maria Teresa

La Plaza de Maria Teresa se encuentra al otro lado de la  Plaza de los Héroes, Heldenplatz, justo detrás del Palacio de Hofburg, por lo que divide la zona antigua de Viena, Ringstrabe, con la zona de los museos, Museumsquarter. En la plaza de Maria Teresa se encuentran dos museos simétricos, que son el Museo de Historia del Arte de Viena, Kunsthistorisches Museum Wien, y el Museo de Historia Natural de Viena, Naturhistorisches Museum Wien. Nosotros a este último no pudimos entrar (cierra los martes), pero si visitamos el Museo de Historia del Arte y tanto por dentro como por fuera son edificios preciosos.

Entre ambos museos se encuentra a otro mercado navideño Weihnachtsdorf Maria-Theresien-Platz, donde hay mas de 50 puestos con comida típica y productos artesanales .

Naschmarkt

Viena
Qué ver en Viena: Naschmarkt

Nuestra siguiente parada fue el mercado callejero de Naschmarkt. No tiene mucho que ofrecer y además tienes que desviarte del centro de la ciudad para llegar hasta allí, por lo que creemos que es una visita bastante prescindible.

Wiener Stadtpark

Viena
Qué hacer en Viena: Wiener Stadtpark

Después de comer decidimos dar un paseo por el Wiener Stadtpark, uno de los parques más antiguos de la ciudad. El rio Wien divide el parque en dos, unido por algunos puentes. En este parque está el monumento que rinde homenaje a Johann Strauss, un compositor austriaco conocido especialmente por componer vals.

Mozart, Viena
Qué ver en Viena: Monumento Johann Strauss

Donauturm

Ya que el tiempo no acompañaba, decidimos coger desde aquí la línea azul del autobús HOP ON HOP OFF para cruzar al otro lado del río Danubio y ver el Donauturm. No llegamos a tiempo para subir al Donauturm y además nos hubiera encantado cenar allí algún día, ya que tienen cafetería/restaurante en la parte de arriba, por lo que las vistas deben ser una maravilla.

Dimos la vuelta entera con el autobús y volvimos a bajar en la misma parada donde lo habíamos cogido.

Ópera de Viena

Opera de Viena
Qué ver en Viena: Ópera de Viena

Dejamos la parte final del viaje para una de las joyas de la corona de Viena, su famosa ópera, Staatsoper. Llegamos andando desde el Wiener Stadtpark. Teníamos muchas ganas de venir aquí, es un símbolo de la Viena Imperial y uno de los mejores teatros de ópera del mundo. Por dentro es todavía mas sorprendente que por fuera, aquí os contamos cómo entrar y ver una obra por unos pocos euros. 

Opera de Viena
Qué ver en Viena: Ópera de Viena
Opera de Viena
Qué ver en Viena: Ópera de Viena

La obra empezó a las 19h y duraba algo más de 2h, pero nosotros nos fuimos en el intermedio, ya que estábamos de pie y al final se hizo un poco pesado.

Qué ver en Viena día 3: Palacio Belvedere

Palacio Belverede, Viena
Qué ver en Viena: Palacio Belvedere

El último día aprovechamos para visitar el Palacio de Belvedere ya que está al lado de la estación central de Viena y teníamos que coger el tren ahí de vuelta al aeropuerto. Dejamos las maletas en unas taquillas en la estación y disfrutamos del buen día. El Palacio de Belvedere fue la residencia de verano del Príncipe Eugenio de Saboya, consta de dos edificaciones, el Alto Belvedere y el Bajo Belvedere, ambas son un museo de arte.

Nosotros no las visitamos por dentro, no teníamos mucho tiempo y creímos más interesante pasear por los jardines del palacio, aquí también hay un mercado navideño.

ALOJAMIENTO

Hotel Bellevue

Hotel Bellevue, Viena

Viena no es una ciudad con buenas ofertas hoteleras, al menos no en las fechas que nosotros fuimos. Buscábamos un hotel con alojamiento y desayuno para enfrentarnos al frío con el estómago lleno y nos decantamos por el Hotel Bellevue. No esta muy céntrico, pero tiene una parada de tranvía enfrente y se puede llegar andado al centro de la ciudad, nosotros lo recomendamos.

¡Nos gustaría que nos contarais vuestro viaje a Viena o si tenéis pensando ir!. Podéis preguntadnos cualquier duda que tengáis sobre itinerarios, visitas, dónde comprar los tickets… estaremos encantados de ayudaos. ¡Nos vemos pronto coleccionandopostales!

Deja un comentario